julio 13 2020 0Comentario

La reactivación económica de Barranquilla, una meta en común

Publicado el 13 de julio de 2020

Inversión en gasto público y la atracción de capital extranjero son parte de las propuestas.

Las autoridades locales, centros de investigación y el sector privado trabajan de la mano para estructurar planes con el fin de ir encendiendo la turbina de la reactivación económica en la actualidad y en la era de la postpandemia.

EL HERALDO conversó con varios representantes del sector para conocer cuáles son las ideas que desde sus respectivas áreas proponen para lograr este objetivo común

La articulación entre los sectores es la clave para la reactivación

La reactivación económica de Barranquilla pasa estrictamente por una “articulación entre diferentes sectores de la ciudad con planes de acción concretos, delimitados y enfocados a los resultados”, en donde cada uno asuma responsabilidades para que “entre todos se puedan crear las oportunidades de crecimiento”. Así lo propone Kelina Puche, directora del centro de investigación económica Fundesarrollo.

En ese sentido, para Puche el plan de acción debe considerar cinco pilares, como la reapertura responsable, esa que entienda la variabilidad de los riesgos de contagio; la atracción de las distintas líneas de créditos para proteger el empleo y el acompañamiento a las empresas hacia su digitalización. Asímismo, se debe apostar a proyectos de infraestructura que puedan movilizar la inyección de crédito público.

Un quinto pilar debería “focalizar esfuerzos en sectores con mayores niveles de encadenamiento y con gran mano de obra, como lo es la construcción, la salud, el transporte, entre otros”. Para Puche, “la pandemia dejó al descubierto la vulnerabilidad de nuestro tejido productivo, el cual se encuentra ampliamente ubicado en la informalidad”.

La construcción será una de las puntas de lanza de cara a la recuperación

Héctor Carbonell, director ejecutivo de la seccional Norte de la Cámara Colombiana de Infraestructura, se muestra convencido de que Barranquilla saldrá hacia adelante luego de la pandemia como históricamente lo ha hecho. “Barranquilla es una ciudad que ha demostrado históricamente levantarse y salir de las adversidades. Así también lo será en la época post-COVID-19. No nos podemos dar el lujo de echar por la borda todo el desarrollo que en 12 años se logró”.

Desde su óptica, el sector de la infraestructura será una de las áreas que impulsará la reactivación de la ciudad, así como también lo ha sido para el país en los últimos años. “La ejecución de nuevos proyectos de infraestructura, que ya se encuentran en los planes de desarrollo, serán claves para lograr esa recuperación esperada”, dijo Carbonell.

Proyectos como la APP del río Magdalena, las dobles calzadas Ciénaga-Barranquilla y Barranquilla-Cartagena o el súper puerto de aguas profundas son “los macroproyectos más importantes que sin duda atraerán un alto grado de inversión y por la capacidad de generación de empleos directos e indirectos, que traerán consigo”.

Continuar apostando por atraer inversión extranjera

A lo largo de este año, independientemente de la pandemia, se han registrado 19 agendas de inversión con proyectos concretos en el departamento del Atlántico por parte de nuevas empresas, de las cuales el 37% son de Estados Unidos. Del total de nuevas firmas, el 37% de las empresas están enfocadas en BPO e IT, uno de los sectores llamados a tener un papel protagonista en la reactivación.

Para Ana María Badel, directora de la agencia de promoción ProBarranquilla, apostar por la inversión extranjera es el as bajo la manga por el cual se debe seguir apostando en paralelo a la situación actual. Según cuenta Badel, en esta época se está trabajando para que las empresas traigan desde Asia sus plantas y se instalen en el departamento aprovechando el potencial de crecimiento en la ciudad y el departamento en los sectores de agroindustria, químicos y materiales de construcción.

Otra línea de trabajo es la nueva propuesta del turismo bleisure (de negocios y placer) “como una oportunidad para invitar a los visitantes por negocios a la ciudad, que consuman la oferta turística del departamento”, teniendo en cuenta la confianza del ciudadano siempre con todos los protocolos de bioseguridad.

Barranquilla, ciudad de metas atractivas y prósperas

“Barranquilla tiene las mejores condiciones para una recuperación económica a corto, mediano y largo plazo. Para ello necesitamos concretar las oportunidades que se nos abren con el fin de hacer de la crisis desatada por la COVID-19 el punto de inflexión de la ciudad”, señaló el secretario Distrital de Desarrollo Económico, Ricardo Plata.

Para el secretario, el principal reto en la reactivación es “orientar el modelo económico de Barranquilla hacia un crecimiento significativo de nuestro PIB”. En ese sentido, desde la administración pública se creó una estrategia enfocada en generar incentivos dirigidos a la internacionalización del aparato productivo local, especialmente en sectores claves, como las firmas exportadoras de servicios y de bienes sofisticados, que pueden aprovechar la ubicación estratégica del departamento para ingresar en las cadenas globales de valor.

Otro frente para la reactivación será lograr que Barranquilla sea escogida como sede para la relocalización de empresas estadounidenses ubicadas en Asia y que buscan mayor cercanía con sus casas matrices.

Asimismo, existe otra estrategia dirigida al desarrollo de proyectos de generación de energías renovables.

Según cuenta Plata, otro de los objetivos de la reactivación será volver a la ciudad la sede de empresas de tecnologías de alto impacto, de fondos de capitales e inversión y que los emprendedores se conecten con aceleradoras especializadas.

Acciones para la postpandemia desde este momento

Para Yilda Castro, directora de la seccional Atlántico de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco), conversar de postpandemia “es difícil” porque aún no “se ve con claridad cuándo será el momento”; sin embargo, considera que las propuestas “deben realizarse en este momento durante la pandemia para apoyar la conservación y la sostenibilidad de empresas”.

Su premisa se basa en un trabajo interinstitucional que articule al sector público y privado para un plan de recuperación de la economía barranquillera creando proyectos y generando empleo, así como apostar por beneficios fiscales para contribuir al rescate empresarial.

A su vez, Castro cree que se debería apostar por fortalecer la transformación digital de las empresas de cara a la nueva realidad.

Gasto público inteligente para cerrar las brechas

Para Joseph Dacarett, gerente de la empresa Frigorífico de la Costa, la recuperación económica de Barranquilla pasa por una profundización del gasto público de manera inteligente por parte de la administración local. “El Distrito debe iniciar el gasto público porque aún la ciudad adolece de muchísimas cosas”, sentenció. La inversión estaría fundamentada en dos pilares: las TIC y el sistema de salud. “La pandemia nos ha demostrado la enorme fragilidad a nivel de TIC y en el sistema de salud, que se colapsó”, dijo.

Para el empresario, también se deberían fortalecer los sistemas agrícolas del Atlántico, ya que el departamento cuenta con “una excelente ubicación, es plano, tiene abundante agua, es pequeño y está supremamente bien conectado por carreteras”. Según Dacarett se debe acompañar al sector industrial en la transformación digital. “El sector agrícola acompañado de TIC y esa buena conexión por carreteras puede reivindicar mucho al campo del Atlántico”.

Otra idea que propone el empresario barranquillero es que la ciudad avance hacia un programa “serio” para atraer inversión. “Propondría hasta unas amnistías de impuestos para empresas extranjeras nuevas que generen desde 50 empleos hasta más. Si no creamos empresas formales, la informalidad seguirá expandiéndose. Se debe encontrar alguna forma”, precisó.

Publicado en El Heraldo

Escriba un Comentario