agosto 27 2018 0Comentario

Economía del Atlántico se recupera de la desaceleración económica nacional: Fundesarrollo

Publicado el 27 de Agosto de 2018

Los últimos años han estado marcados por una notable desaceleración económica en el país, sin embargo para Kelina Puche, directora ejecutiva de la Fundación para el Desarrollo del Caribe (Fundesarrollo), el Atlántico y Barranquilla, su capital, recuperan cada vez más el dinamismo en su economía gracias a sectores como el turismo de eventos y el comercio.

En una charla dictada el 24 de agosto en el campus, la investigadora destacó que, a diferencia de otros departamentos, en Atlántico su ciudad capital representa el 68,9% del PIB (Producto Interno Bruto), mientras que en Santander su capital sólo representa el 24,5% y Medellin el 44,57% en Antioquia. En ese sentido, dijo, el crecimiento económico que ha tenido la ciudad en los últimos años ha ayudado a que el Atlántico sea uno de los “departamentos más equitativos del país y con menor tasa de desempleo”.

No obstante, indicó que el departamento cuenta con niveles de pobreza extrema significativamente inferiores al promedio nacional. El 2,6% de la población está en pobreza extrema y en la nación el 7,4%. Además, afirmó que Barranquilla es de nuevo la primera ciudad con mayor tasa de crecimiento del Ingreso Promedio por Hogar (IPH). Según cifras presentadas por la directiva de Fundesarrollo, entre 2010 y 2017 el ingreso promedio por hogar creció un 28,4%, siendo la tercera ciudad con el IPH más alto del país..

Para ella son varios los factores que han incidido en este crecimiento. La industria y el comercio han tenido gran importancia, además destacó que el turismo de eventos ha ayudado también a repuntar la economía del departamento. El primer semestre de 2018 entregó un balance positivo en comparación con 2017.

“Gracias a eventos como los Juegos Centroamericanos y del Caribe,  y se viene uno importante organizado por el Banco Interamericano de Desarrollo que atraerá a cerca de dos mil personas este año, las cosas no son tan negativas como se vio el año pasado. La industria ha venido repuntando, la tasa de crecimiento del PIB lo muestra, el comercio viene en aumento, entonces creemos que este año ese crecimiento del 0,6% del año pasado fue el coletazo final de la desaceleración a la que se había sometido a la economía en los último años”, dijo.

Pero no todo es bueno. Para Puche es alarmante la tasa de informalidad del 60%, muy por encima del promedio nacional, lo cual podría generar a futuro problemas económicos en la manera en la que se sustenta el modelo pensional del país.

“Si bien hoy en día no lo vemos tan grave, en un futuro se va a ver reflejado en una crisis de orden nacional alrededor del tema pensional. Si no pagamos salud y pensión hoy, nosotros los jóvenes cuando en un futuro queramos acceder a una pensión no va a haber esa disponibilidad para lograrlo. Y aunque hay alta tasa de ocupación, el 11,76% de las personas ocupadas manifiestan no sentirse satisfechas con el dinero que generan, ese porcentaje es superior a la mayoría de ciudades”, agregó.

La economista puntualizó en que aún hay cosas por mejorar, como los altos costos de transporte terrestre que se presentan al movilizar mercancía desde el puerto de Barranquilla hacia el centro del país, y que son mucho menores en departamentos como Valle del Cauca y Antioquia. O la educación pública donde los puntajes de las Pruebas ICFES nos ubican en la curva inferior frente a otros departamentos del país, debido a factores como la relación numérica estudiantes-docentes, donde en el Atlántico se encuentran 28 estudiantes por docentes, un número comparativamente alto en contraste con departamentos como Cundinamarca o Bolívar.

Por Edwin Caicedo Ucros

Publicado en Noticias UNINORTE

Escriba un Comentario