A través de Caribe Exponencial, las empresas acceden a programas de aceleración, mentorías, conexiones de valor y acceso a capital.
Publicado el 25 de mayo de 2022
La República, José Francisco Aguirre

El colombiano es emprendedor por naturaleza, pero el emprendimiento como carrera, vocación u oportunidad profesional es un proceso que requiere tiempo, preparación, y que debe ser habilitado por el entorno. Desde el año 2000 se comenzó a invertir en la creación de una cultura de emprendimiento y en la consolidación de estrategias y entidades que han dinamizado la creación de nuevas empresas con alto potencial en Colombia. Ese fue el punto de partida en el proceso de crear condiciones favorables para los emprendedores.

Desde ese momento, como país nos hemos esforzado para ser referentes latinoamericanos en la creación de startups. Según el más reciente Foro Económico Mundial (FEM), Colombia ocupó el puesto 25 a nivel global dentro de los países que presentan las mejores condiciones para emprender. Sin duda, el trabajo articulado entre el sector privado y público ha facilitado el logro de este reconocimiento y aunque esto es una buena noticia, aún tenemos grandes desafíos.

De acuerdo con el más reciente estudio “Colombia Tech Report 2021”, presentado por Kpmg, iNNpulsa y otros aliados, se evidenció que la actividad emprendedora está concentrada en ciudades como Bogotá, Medellín y Cali principalmente. Entonces, ¿Qué está pasando en el resto de las ciudades capitales del país? Estamos convencidos de que el Caribe colombiano puede convertirse en un “Hub” de emprendimiento de alto impacto, ser motor de desarrollo y catalizador de inversiones.

En este proceso, es necesario crear agendas conjuntas para el fomento y desarrollo del emprendimiento en la región, generar valor compartido, fortalecer las capacidades de los diferentes actores locales y enfocarse en procesos de acompañamiento de largo aliento para los empresarios. Por eso, Caribe Exponencial nace como una apuesta regional para promover el desarrollo del emprendimiento de alto impacto.

A través de Caribe Exponencial, las empresas acceden a programas de aceleración, mentorías, conexiones de valor y acceso a capital. Esta iniciativa surgió como parte de la alianza para la reactivación económica conformada por Cámara de Comercio de Barranquilla, la Fundación Santo Domingo, la Fundación Promigas, ProBarranquilla, la Universidad del Norte, Fundesarrollo y la Andi seccional Atlántico – Magdalena y, en 2022, sigue consolidando su apuesta de largo plazo.

En la segunda edición de Caribe Exponencial, que se acaba de realizar en Barranquilla, 11 empresas se sumaron a las nueve compañías que desde 2021 iniciaron su proceso de aceleración. Estas han demostrado un alto potencial de crecimiento y están generado dinámicas económicas positivas para la región, como la generación de empleo, la adopción de nuevas tecnologías, sinergias empresariales y atracción de inversión.

El emprendimiento en Colombia está pasando por su mejor momento. La inversión y el fomento empresarial deben continuar como una gran apuesta para el desarrollo económico del país y, sin duda, generar impacto positivo en el bienestar de los colombianos.