mayo 01 2022 0Comentario
EL HERALDO

Las acciones para reducir la pobreza monetaria en la ciudad

De acuerdo con el Dane, 99 mil personas salieron de esa condición en Barranquilla y Soledad durante el 2021. Autoridades detallan la ruta para avanzar en este proceso.

Publicado el 1 de mayo de 2022

EL HERALDO

Tras el impacto socioeconómico que generó la pandemia, 99 mil personas pudieron salir de la pobreza monetaria en Barranquilla y Soledad durante el año pasado. Esto se refleja en una reducción de la incidencia de esta condición en el territorio de 5,5 puntos porcentuales frente al año 2020.

De acuerdo con el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), Barranquilla y Soledad redujeron la incidencia de pobreza monetaria de 41,2 % en 2020 a 35,7 % en 2021.

Si se compara con 2019, antes de la llegada de la pandemia, se observa que no se ha logrado recuperar el nivel que se tenía, ya que la incidencia de pobreza monetaria en ese año era de 25,7 %, es decir 10,1 puntos porcentuales menos que en el 2021.

Con datos del Dane se puede establecer que en 2019 Barranquilla y Soledad contaban con 489.536 personas en condición de pobreza monetaria, es decir, pertenecían a hogares cuyos ingresos estaban debajo de la línea de pobreza monetaria que para este territorio es de $359.387 por persona al mes.

Con la pandemia, 302 mil habitantes de este territorio ingresaron a la pobreza monetaria, lo que disparó a 797.114 el número de personas en esta condición en 2020, cifra que bajó a 697.904 en 2021.

Acciones del Distrito

De acuerdo con el Distrito de Barranquilla, la reducción en los niveles de pobreza monetaria en la ciudad se ha impulsado debido a la ejecución de varios programas por parte de la administración.

“Esto (reducción) se dio gracias a los avances en vacunación, a las políticas de reactivación económica y la inversión social que representa el 74 % del presupuesto de la ciudad. Barranquilla tiene menor pobreza monetaria que Bogotá, teniendo en cuenta que Barranquilla la miden con Soledad y a Bogotá no la miden con Soacha”, precisó el gerente de Desarrollo Social, Alfredo Carbonell.

Dentro de los programas que ejecuta el Distrito se encuentra el de empleabilidad a través del Centro de Oportunidades, becas de Inglés para el Trabajo, seguridad alimentaria a niños en primera infancia y adultos mayores.

Asimismo, programas de prevención de embarazo adolescente y el fortalecimiento de programas de gestión social.

Carbonell también destacó el avance de la ciudad e indicó que hay que seguir trabajando para llegar a cifras prepandemia.

“La mejora sustancial en los indicadores revela que nuestra política social de lucha contra la pobreza está dando resultados y que vamos por buen camino”, sostuvo.

De acuerdo con Juan Manuel Alvarado, secretario de Planeación, en medio de la emergencia se han reactivado la mayoría de actividades económicas, lo que ha permitido que la ciudad experimente una relativa rápida recuperación y —según dijo— se encuentran en la ruta de alcanzar los niveles de prepandemia.

“Esto hace necesario dirigir esfuerzos y plantear estrategias que complementen la ejecución de programas sociales ya existentes en la agenda. Es primordial el diálogo, el intercambio de ideas y la coordinación de iniciativas por parte de la administración local al brindar las herramientas técnicas necesarias para focalizar a los más vulnerables y aquellos actores que tienen experiencia en el ámbito social”.

El funcionario agregó: “Estamos en la ruta de recuperar las cifras antes de pandemia, pero lo importante es que tenemos memoria, sabemos cómo recuperar el sendero y seguir siendo la ciudad de las oportunidades”.

Hay avances

El presidente de la Cámara de Comercio de Barranquilla, Manuel Fernández, destacó que la pobreza monetaria en Barranquilla se redujo desde el 41,2 % en 2020 hasta el 35,7 % en 2021, como parte del proceso de recuperación económica del territorio.

Fernández dijo que es fundamental apoyar el desarrollo de las empresas a través de programas y toda la oferta institucional del sector público y privado. “A la fecha, en la Cámara de Comercio de Barranquilla se han creado 6.455 nuevas empresas que se espera sean generadoras de nuevos puestos de trabajo en nuestro territorio”, detalló.

Además agregó que “tenemos que hacer mayores esfuerzos pues el reto todavía es significativo”.

Por su parte, la directora de Fundesarrollo, Oriana Álvarez, aseguró que la salida de 99 mil personas de la pobreza en Barranquilla y Soledad es un importante avance para la ciudad a pesar de que aún no se alcanzan los niveles prepandemia.

Afirmó que son resultados positivos, así como destacó que se lograra que los niveles de reducción de pobreza monetaria y extrema en Barranquilla estuvieran por encima de los resultados nacionales.

Ubicación geográfica

La directora de Fundesarrollo aseguró que no es posible establecer estrictamente donde se encuentran localizadas las personas que ingresaron a la pobreza monetaria en la ciudad, pero recordó que en el año 2011 el Banco de la República realizó un estudio sobre la distribución espacial de la pobreza en Barranquilla y los resultados mostraron que había una clara concentración de población pobre en las localidades Suroccidente y Suroriente.

Estas localidades reúnen muchas de las características asociadas a la pobreza urbana como son deficiencia en la prestación de servicios públicos, bajos niveles de escolaridad, alta informalidad laboral y altos niveles de población de raza negra.

Álvarez explicó que la pandemia generó un fuerte impacto en los indicadores de pobreza de la ciudad, “por lo que no es posible garantizar que en esta redistribución geográfica de la población pobre en Barranquilla los pobres sigan ubicados en los mismos barrios o localidades”.

Dijo que la información que es de acceso público y que el Dane comparte actualmente sobre este particular no permite identificar cambios en la población pobre en el interior de una ciudad para el 2022, ya que esto solo es posible para el 2018.

Por qué se reduce la incidencia

Oriana Álvarez aseguró que estos resultados de reducción de la incidencia de la pobreza monetaria en Barranquilla pueden ser el reflejo del trabajo articulado entre el sector público y privado que se está realizando en materia de reactivación económica y recuperación de puestos de trabajo.

“Así mismo, las ayudas de los gobiernos local y central en el aumento de la cobertura y monto de las transferencias jugaron un rol fundamental en la mitigación de los efectos generados por la pandemia en los hogares más pobres de la ciudad”, dijo.

Mejorar condiciones socioeconómicas

La directora de Fundesarrollo precisó que los estudios que existen sobre la movilidad social en el país muestran que en Colombia los índices son bajos y heterogéneos a través de las diferentes regiones.

“Están ligados a los niveles educativos del padre y de la madre; los años de educación alcanzados por los hijos y están fuertemente relacionadas con los de los padres. Entre mayor desigualdad exista en una región, país o ciudad, menor será la movilidad”, aseveró.

Las recomendaciones

Entre las recomendaciones para seguir reduciendo la pobreza que plantea Fundesarrollo están trabajar en el fortalecimiento de la calidad de la educación, un aspecto clave para la movilidad social, reducir la informalidad laboral y de esta manera poder garantizar sistemas de protección social más robustos que permitan universalizar el derecho fundamental de acceso a salud y pensión.

Focalizar las ayudas de los gobiernos nacional y local en poblaciones y regiones más empobrecidas es otra de las estrategias necesarias para este fin.

Dijo que las mujeres están representadas en la pobreza y la desigualdad de género es una de las barreras más grandes que acentúan la trampa de la pobreza.

Detalló que las amplias brechas de género en educación, salario, empleo y propiedad de la tierra acentúan y perpetúan las condiciones de pobreza para esta población. De ahí la importancia, desde lo público y privado, de contribuir al cierre de las mismas.

Escriba un Comentario