Un análisis realizado por Fundesarrollo muestra las fortalezas del tejido empresarial en el departamento e identifica sus mayores retos. 

Publicado el 28 de febrero de 2022

Por: El HERALDO

El departamento del Atlántico se destaca a nivel nacional por su reactivación económica, lo que se refleja en el Capital Neto Invertido (CNI) durante el año 2021.

Estas cifras alcanzadas durante el año pasado se explican por el crecimiento en un 25,4 % en el número de emprendimientos con respecto al año 2020, principalmente del sector de servicios.

Sin embargo, el tejido empresarial del departamento aún se enfrenta a grandes retos, entre estos, la pérdida de empresas, el bajo desempeño en el entorno para los negocios, y el bajo porcentaje de empresas certificadas en ISO14001.

Entre las principales recomendaciones para combatir estos desafíos se destaca la implementación de políticas departamentales de desarrollo productivo, que, a través de la articulación con otras políticas distritales, regionales, y nacionales, propicien la producción sostenible de las empresas del Atlántico y una mayor competitividad de las mismas.

Para poder generarlas, se hace necesario primero iniciar un proceso de concertación entre representantes del sector público, empresarios, y la sociedad, en el que se expongan las necesidades presentes y los compromisos a adquirir por cada actor, para poder asegurar así el cumplimiento a las políticas a formular.

Valentina Anillo  – Investigadora Fundesarrollo

Retos y recomendaciones
  • Uso intensivo de las TICS. Fortalecer programas de capacitación empresarial en uso de la tecnología, que resulte en mayor productividad.
  • Apoyo a empresas existentes. Implementar políticas departamentales de desarrollo productivo, que resulten en un fortalecimiento de las empresas y prevengan su liquidación.
  • Sostenibilidad ambiental. Propiciar mejores prácticas empresariales en gestión ambiental sostenible.

Realizado por: Fundesarrollo