.

“Con la unión se logran mayores oportunidades”

Publicado el 30 de noviembre de 2020

En la mesa de articulación se dieron respuestas a las necesidades durante la pandemia.

La mesa de articulación privada por la pandemia ha sido la respuesta a la necesidad ante la coyuntura del Covid-19 de buscar acciones dirigidas a mitigar el impacto económico y social que esta crisis ha dejado en el territorio, y sabemos que la manera más efectiva de trabajar es cuando lo hacemos de manera articulada entre el sector público y privado, así lo expresaron Mabel Gutiérrez, directora de Desarrollo Regional de Camcomercio; Alberto Vives, gerente de la Andi seccional Atlántico-Magdalena; y José Aguirre, director ejecutivo de la Fundación Santo Domingo durante el panel moderado por Ana María Badel, directora ejecutiva de Probarranquilla.

Gutiérrez dijo que para la Cámara de Comercio ha sido una tradición trabajar de la mano con los actores del territorio del sector público y privado, y lo que la crisis requiere era esta sinergía, “este es un factor clave para el desarrollo competitivo y en la medida en que el gobierno local trabaja de manera articulada con las empresas e instituciones se genera un crecimiento en la prosperidad y en el desarrollo competitivo”.

Vives manifestó que “desde la Andi trabajamos por la recuperación económica social, ambiental y hacemos todo esto buscando posicionar al sector empresarial y buscando que ese sector empresarial genere desarrollo e impacto en la sociedad, en la comunidad, y en el entorno. En ese orden de ideas que mejor forma de lograr esto que en un grupo como el que hoy estamos en el que participan Fundación Santo Domingo, Probarranquilla, Cámara de Comercio, la universidad del Norte, Fundesarrollo y la Andi. Encontramos un grupo con el que podemos trabajar y tenemos una filosofía común por el desarrollo económico social y ambiental y trabajando de la mano con lo público lograr potencializar todas estas posibilidades que hay en nuestro territorio”.

Aguirre indicó que cuando inició la pandemia todos sintieron un poco de frustración pensando que los procesos que se venían desarrollando en el territorio se iban a ver truncados y lo que hicimos en este grupo fue pensar que unidos tendríamos una mayor oportunidad de aportar al territorio , pensando en las diferentes capacidades que tienen estas entidades, ese grupo en su diferentes habilidades tiene un poder de transformación trabajando en forma colectiva y en esa frustración de la pandemia encontramos una oportunidad muy grande de colaboración para pensar en el futuro de Barranquilla y del territorio de una forma organizada y establecer una alianza que tiene unos niveles de coordinación muy altos, una visión común una filosofía común y una vocación de largo plazo”.

Publicado en El Heraldo

¡Déjanos un comentario!