octubre 26 2020 0Comentario

Así golpeó la pandemia las finanzas públicas de Barranquilla

Publicado el 26 de octubre de 2020

La ciudad bajó un escalón en el podio de las ciudades con mayor inversión pública por habitante.

Los efectos negativos de la pandemia del coronavirus a las finanzas públicas de ciudades como Barranquilla ya se comienzan a conocer, lo mismo que las recomendaciones de expertos para que se tomen a tiempo los correctivos y evitar que los efectos colaterales de esta coyuntura se trasladen a los ciudadanos.

Por lo menos esa es la intención del reciente estudio realizado por la Fundación para el Desarrollo del Caribe (Fundesarrollo) y el Instituto de Desarrollo Político e Institucional de la Universidad del Norte (Idepi), en el que se hace un seguimiento al estado de las finanzas públicas del Distrito en el contexto de la pandemia del covid-19.

El documento presenta algunos aspectos positivos de la ciudad, en especial cuando Barranquilla fue la primera gran capital del país en ser la más golpeada por la pandemia, y en alcanzar y superar el pico del covid-19.

En palabras del investigador de Fundesarrollo, Brandon Nieto, Barranquilla ocupa el primer y segundo lugares en el recaudo de Impuesto Predial e Industria y Comercio, respectivamente, dentro de las cinco ciudades principales del país.

Otra buena noticia, pese a la coyuntura de la emergencia sanitaria, es que los ingresos no tributarios en 2020 crecieron un 9 por ciento frente al primer semestre de 2019, ocasionando que los ingresos corrientes solo disminuyeran un ocho por ciento.

El documento también destaca que el Distrito alcanzó a cubrir el ciento por ciento de la deuda presupuestada para 2020 en lo corrido del primer semestre. “La meta de pago de este año cuenta con recursos para respaldar la obligación”, señala el informe.

El estudio hizo una radiografía del estado de las finanzas públicas del Distrito, a través del seguimiento a factores como: las fuentes de financiación en el primer semestre de 2020, el estado de la deuda, el destino de la inversión, el porcentaje de inversión pública ejecutada con relación al presupuesto para el presente año y los ingresos totales, corrientes (tributarios y no tributarios) y de capital obtenidos por la actual administración.

Los impuestos de predial, de industria y comercio, y las estampillas representan, respectivamente, el 44, 33 y el 6 por ciento de los ingresos tributarios del Distrito de Barranquilla, por lo cual su caída se reflejó en una contracción del 25 por ciento de sus ingresos tributarios.

El informe, que fue entregado a la alcaldía, también destaca que la ejecución de la inversión pública alcanzó un 37 por ciento de los 2,8 billones de pesos presupuestados para ejecutar en 2020, siendo Educación y Atención a Grupos Vulnerables, los sectores con mayor participación (36 por ciento y 11,3 por ciento, respectivamente), mientras que la ejecución de los pagos proyectados para cubrir la deuda, alcanzó el 100 por 100 en el primer semestre del presente año.

Los aspectos para mejorar
De acuerdo con los investigadores, el equipo que maneja las finanzas del Distrito debe prestar atención a los siguientes puntos:

La ciudad presentó la contracción más alta de ingresos totales, dentro de las cinco ciudades principales, en el primer semestre de 2020 en comparación con 2019.

Los ingresos de capital presentaron una caída del 68 por ciento frente al primer semestre de 2019. Los ingresos tributarios presentaron la segunda mayor contracción con un 25 por ciento.

También enfatizan en que Barranquilla es la ciudad principal con la mayor carga operativa a la hora de ejecutar la inversión pública y en relación al tamaño de la población que atiende: “durante el primer semestre por cada peso invertido, la ciudad gasta más en funcionamiento que otras capitales como Bogotá, Medellín y Cali”.

Los investigadores llaman la atención en que los ingresos corrientes, por su parte, solo se redujeron un 8 por ciento, teniendo en cuenta la coyuntura actual que predecía una contracción mayor. Como resultado de esta contracción, los recaudos por industria y comercio y estampillas representaron las mayores caídas en lo que va corrido del 2020, con disminuciones hasta del -25 por ciento y el -36 por ciento, respectivamente.

“La inversión pública ha sido de 1,04 billones de pesos. Los gastos de inversión pública corresponden a la administración central, registrando una disminución del -29 por ciento frente a 2019, cuando esta cifra alcanzó los 1.475.268 millones de pesos”, precisa la investigación.

Por último, muestran como la ciudad bajó un escalón en el podio de las ciudades con mayor inversión pública por habitante, al pasar de invertir 1.222.950 pesos en 2019, a 823.887 pesos en el 2020. Cabe recordar que estas cifras son a corte del primer semestre del año.

Publicado en El Tiempo

Escriba un Comentario