febrero 22 2020 0Comentario

“Todo el que nace en noviembre es hecho en Carnaval”

Publicado el 22 de ferero de 2020

Fundesarrollo hizo un análisis de los nacimientos en Barranquilla y el Atlántico  y pudo comprobar que en octubre y noviembre aumentan en promedio en un 18%.

El estribillo de la popular canción de Dolcey Gutiérrez “El hijo del Carnaval” que dice: “todo el que nace en noviembre es hecho en Carnaval” cobra vigencia con los resultados de una investigación realizada recientemente por Fundesarrollo que indican que al menos dos de cada diez niños que nacen en el año en Barranquilla se conciben durante la fiesta.

El Carnaval es la fiesta tradicional de Barranquilla en la que propios y visitantes se entregan a la diversión y a disfrutar de las expresiones folclóricas y culturales caribes. Durante cuatro días los barranquilleros y turistas que llegan a la ciudad se apropian del lema ‘quien lo vive es quien lo goza’, ya sea como espectadores de desfiles o conciertos o participando directamente en las comparsas que inundan las calles.

El análisis realizado por el centro de pensamiento revela que el 19% de los niños que nacieron en el Atlántico en los últimos diez años, llegó al mundo entre octubre y noviembre, es decir nueve meses después del Carnaval.

Se calcula que entre 2008 y 2018 nacieron 87 mil niños en los meses de octubre y noviembre, a ellos se les podría llamar “hijos del Carnaval”.

El investigador de Fundesarrollo Carlos Hoyos explica que, según la información de partos y nacimientos de 2008 a 2018 publicada por el Dane, el 19% de los niños del Atlántico nació nueve meses después de la fiesta (entre octubre y noviembre), mientras en otros departamentos para esta misma época solo nace el 16%, y en el país el 17%.

“Para el Atlántico, en otros meses del año como febrero o marzo solo nace aproximadamente el 7% de los niños”, afirma el investigador.
Fundesarrollo analizó 455.875 nacimientos y encontró que 87.544, alrededor del 19,2%, ocurre nueve meses después del Carnaval.
El estudio señala que en octubre y noviembre los partos aumentan en 18% frente a los demás meses del año y que los nacimientos que se dan en septiembre, son producto de la época navideña.
Hoyos destaca que la investigación arrojó datos curiosos como el aumento de los partos múltiples frente a los nacimientos únicos.

“Los nacimientos de mellizos crecieron cerca de un 15%. Un caso particular se da en 2018, cuando se registraron 9 partos de trillizos de enero a junio, y solo entre octubre y noviembre de ese año se duplicó la cifra. Incluso se encuentra evidencia de que los nacimientos cuádruples o superiores se incrementaron en hasta 40%”, señala.

Entre octubre y noviembre, con respecto a los demás meses del año, los nacimientos en madres primerizas se incrementaron en 21%, y en madres con hijos un 18%.

“Para las madres solteras los partos crecen un 20%, a diferencia de las casadas, en donde solo lo hacen un 13%”, afirma Hoyos.

El mayor aumento en partos se da en madres con edades entre los 45 y 49 años, con un 29%. Este rango de edad está asociado a una mayor probabilidad de complicaciones en la salud de la madre y el nacido.

Otro segmento con mayor incidencia es el de niñas con edades entre 10 a 15 años, con partos que crecen más del 23%. En las jóvenes de 15 a 19 años de edad el aumento es del 19%.

Hoyos asegura que otro hallazgo desfavorable es el alcance educativo, pues la mayor expansión de nacimientos se da en madres sin ningún nivel de formación (60%); en madres que solo alcanzaron el colegio (19%), frente a un 9% de  madres profesionales.

De acuerdo con Fundesarrollo, la investigación evidencia un tema de sanidad demográfica a nivel departamental poco atendido.

El centro de pensamiento señala que el incremento en los partos, nueve meses después de las carnestolendas, “es una manifestación de la ausencia de estrategias de promoción social y de cuidado a la salud por parte de las entidades que patrocinan y vigilan la celebración en los festejantes”.

“El deterioro en este tipo de indicadores puede redundar en una mayor incidencia de la pobreza monetaria y multidimensional, así como fortalecer las brechas de acceso a roles productivos en la sociedad”, añade.

Publicado en El Heraldo

Escriba un Comentario