octubre 13 2019 0Comentario

El 50% de los bachilleres no cursa estudios superiores

Publicado el 13 de Octubre de 2019

En su más reciente informe, Fundesarrollo realiza un análisis sobre el estado actual de las principales variables de la calidad educativa en la capital del Atlántico.

Solo cinco de cada diez bachilleres ingresa, en el semestre inmediato, a la educación superior en Barranquilla. Así lo revela el más reciente informe de la Fundación para el Desarrollo del Caribe (Fundesarrollo), por medio del cual realizan una radiografía del estado actual de las principales variables de la calidad educativa en la ciudad.

Según las cifras del Ministerio de Educación Nacional citadas por Fundesarrollo, la Tasa de Tránsito Inmediato a la Educación Superior en Barranquilla llega al 50%, superando el promedio a nivel nacional (42%).

Además, indica que el Distrito se encuentra por debajo de Tunja (61%), Ibagué (60%), Bucaramanga (54%) y Bogotá (54%), aunque supera a otras ciudades como Cartagena (49%), Medellín (48%), Cali (40%) y Santa Marta (31%).

Kelina Puche, directora de Fundesarrollo, asegura que varios factores confluyen al momento de explicar estas estadísticas en la capital del Atlántico.

Hizo énfasis en que las principales son: la relación de los graduados y los cupos universitarios disponibles, así como la indecisión o falta de orientación profesional y la condición socioeconómica de los bachilleres.

“También hay que tener en cuenta la accesibilidad a los créditos y becas, entre otras causas que pueden explicar esta situación”, agrega Puche.

Por esa razón, Fundesarrollo apunta hacia la educación igualitaria en la capital del Atlántico, con el fin de cerrar las brechas en calidad existentes entre las instituciones públicas y las privadas, puesto que se evidencia una “significativa disparidad”.

Para cumplir ese objetivo, la entidad propone que se perfile un modelo para mejorar la gestión del tiempo en los colegios de la ciudad.

“Con esto se busca que los estudiantes participen en un mayor número de actividades curriculares y extracurriculares que fortalezcan sus competencias básicas y específicas, a la vez que se formen en valores”, se lee en el mencionado documento.

Pruebas Saber

De acuerdo con Fundesarrollo, esta estrategia permitiría que los estudiantes cuenten con las capacidades y competencias para desarrollar las pruebas Saber 11, un examen que permite comparar la eficiencia de los procesos de enseñanza.

Con relación a dichas pruebas, la entidad expuso que los resultados de los colegios de la capital del Atlántico fueron alentadores en la pasada edición –que se realizaron en el segundo semestre de 2018–, aunque estos pueden ser mejores.

Si bien el puntaje medio de Barranquilla fue de 253 y ubica a la ciudad por encima de la media nacional (251), existe considerable distancia con respecto a los resultados de otras ciudades principales: Bucaramanga (283), Tunja (282), Bogotá (271), Pasto (269),  Manizales (264), Pereira (260) y Medellín (255).

Gran parte de este desempeño se debe al rendimiento promedio en las competencias específicas de lectura crítica (53) y matemáticas (50), que apenas superan la media del país, indica Fundesarrollo en el documento.

Además, los colegios no oficiales (264) se mantienen con mejores resultados en el Distrito en comparación con los oficiales (248). Asimismo, aquellas instituciones públicas con implementación de la jornada única (270) toman la delantera frente a aquellas que aún mantienen la media jornada (247).

Cabe resaltar que Barranquilla fue la tercera ciudad de Colombia con la mayor cantidad de jóvenes inscritos para presentar las pruebas Saber 11 en el segundo semestre de 2018 con 17.093, detrás de Bogotá (88.424) y Medellín (27.905).

Asimismo, la participación de jóvenes con resultados insuficientes para Barranquilla –en las pruebas Saber 3, 5 y 9– en el área de matemáticas fue del 16%, 40% y 19%, respectivamente; en el área de lectura crítica la relación de resultados insuficientes fue del 16%, 11% y 9%, respectivamente.

Panorama de los estudiantes

 El informe también expone que 261.248 jóvenes asisten al colegio en la capital del Atlántico, entre los niveles de preescolar, primaria, secundaria y media académica para 2019.

Esta cifra equivale al 46% de los estudiantes del departamento, y al 2,6% del país. Además, tres de cada cuatro alumnos asiste a colegios públicos, y el 0,3% reside en el área rural.

Fundesarrollo también resalta que el 43% de los jóvenes en la ciudad cursa educación primaria, 33% está en la educación secundaria, 13% se encuentra en educación media y  el 12% restante pasa por el preescolar.

En el informe también se expone que hay un registro de 10.649 profesores en la ciudad, lo que corresponde al 49% de la cifra departamental y el 2,5% de la cifra nacional. Por esta razón se puede indicar que en Barranquilla por cada profesor existen 25 alumnos.

De estos docentes, el 63% se desempeña en colegios oficiales, y 0,23% se desenvuelve en el área rural.

Con respecto a la carga de los profesores en los planteles de la ciudad: por cada docente existen 25 alumnos matriculados (1-25), cifra que se encuentra por encima de la media nacional (1-23), y de ciudades principales como Bogotá (1-21), Bucaramanga (1-22), Cartagena (1-24), y otras. Empatando con Cali (1-25), y solo superado por Medellín (1-28).

En los colegios oficiales de la ciudad, la relación alumno–docente es de 1-29, y en los no oficiales corresponde a 1-18.

Docentes

Para el caso de Barranquilla, 53% de los profesores solo mantienen título de licenciatura, estando por debajo del promedio nacional (49%) y siendo superada por ciudades como Medellín (55%) y Cartagena (58%).

Además, el 24% ha alcanzado algún título de posgrado, siendo superados por Bogotá (31%), Bucaramanga (29%) y Medellín (26%), así como por encima de Cartagena (14%) y Cali (12%). Asimismo, el 16% no certifica preparación profesional universitaria, por debajo de Medellín (8%), Bogotá (9%), Bucaramanga (10%) y Cartagena (15%).

En el Distrito, el 71% de los docentes que solo cuentan con un título de licenciatura se desempeña en el sector no oficial. En cambio, casi el 95% de los profesores que han alcanzado algún nivel de posgrado labora en colegios oficiales, lo que puede estar explicado por los incentivos y facilidades que se generan para el ascenso profesional con el nombramiento en propiedad.

Por otro lado, Barranquilla lidera el ranking de ciudades principales con la mayor proporción de docentes escalafonados en el estatuto docente con el 86%, por sobre Bogotá (82%), Medellín (82%), Cali (70%), Bucaramanga (69%), y Cartagena (66%).

Esto se explica principalmente por la significativa participación de docentes con nombramiento en propiedad, con 56%, superior a ciudades como Cali (39%), Bogotá (46%), Cartagena (46%), y Bucaramanga (52%).

Finalmente, el 72% del personal educativo contratado en los colegios de la ciudad son mujeres. Aunque cabe decir que 9 de cada 10 profesores hombres adscritos a colegios del distrito cuenta por lo menos con un título profesional universitario; en cambio, solo 8 de cada 10 profesoras mujeres certifica este tipo de estudios.

La importancia de las TIC

Según en el censo de establecimientos educativos del Dane, en el Distrito se contabilizan 550 instituciones educativas a 2018. De estas, 2,2% no cuenta con servicio de energía eléctrica, y en consecuencia no dispone de conexión a internet. Además, 5% de los colegios no posee equipos de cómputo, y un 14% no reporta aulas informáticas.

En promedio en los colegios en Barranquilla por cada 17 estudiantes existe un computador en estado funcional (1-17). En las instituciones públicas la relación es de un computador por cada 22 estudiantes inscritos (1-22), mientras que en las instituciones privadas es de uno por cada 10 (1-10).

Eficiencia educativa

Actualmente la cobertura neta escolar total en el Distrito tiene avances pendientes; la cobertura para el preescolar es del 67%, básica primaria alcanza el 95%, secundaria no pasa del 85%, y la media académica solo llega al 57%, según datos del MEN a 2018.

La implementación de la jornada única en los colegios públicos del distrito va por el 23%, mostrando los mejores avances entre las principales ciudades, por encima del promedio nacional (19%), y solo por debajo de Manizales (36%).

Con respecto a la permanencia y riesgo escolar, la tasa de deserción intra-anual del sistema escolar distrital es del 2,6%, solo superior a la de Bogotá (2,1%), con mayor incidencia en niños y niñas entre 5 y 15 años matriculados en colegios oficiales. Y la tasa de reprobados es del 5,7%, ubicada debajo de la media nacional (6,6%), con mayor incidencia en niños entre 10 y 15 años matriculados en colegios oficiales.

Escriba un Comentario