julio 02 2019 0Comentario

Cambio de ruta en el desarrollo

Publicado el 2 de julio de 2019

Las cifras del PIB entregadas por el Dane revelan que al lado de la industria, que otrora hizo particularmente de Barranquilla una ciudad próspera, lo que está creciendo aquí es el comercio, el turismo y el transporte.

No es nuevo decir que la industria ha ido perdiendo protagonismo en el Atlántico. Al lado de este sector, que otrora hizo particularmente de Barranquilla una ciudad próspera, dada su privilegiada posición geográfica, lo que está creciendo de manera exponencial aquí es el comercio, el turismo y el transporte.

A finales del siglo pasado, el departamento había visto migrar de su territorio a muchas de las grandes empresas y se produjo un cierto estancamiento, pero a comienzos de la primera década del nuevo mileno el sector industrial mostró señales de recuperación.

Ahora, las recientes cifras demuestran el buen desempeño de otras actividades como las comerciales, las de transporte y las turísticas, posibilitando en Atlántico un crecimiento económico de 2,7% en 2018, frente al 0,9% registrado en 2017. Y aunque el Producto Interno Bruto del departamento ascendió el año pasado a $43,2 billones, siendo el sexto en el país y primero de la región Caribe, la tasa de crecimiento lo sitúa en el puesto 16 en Colombia. Un lugar nada halagador para una zona con evidentes privilegios para la exportación, si se tienen en cuenta su puerto marítimo y fluvial y su topografía plana y de fácil y segura circulación.

Las razones para que el comercio, el transporte y el turismo hayan crecido de la manera como lo hicieron se debe al incremento en las ventas minoristas, porque son los comerciantes quienes generan más empleos en Barranquilla y su área metropolitana. La cifra es elocuente: son 303 mil ocupados. Pero no ocurre así con la industria, que pasó de representar un 22% en 2008 a solo un 16% en 2018.

La hotelería también aumentó frente a 2017, pese a las quejas recientes de ese sector por la oferta irregular. La ocupación en ese negocio pasó de 49,8% a 53,8% en 2018, estimando además la construcción de nuevos hoteles y de más camas. El número de visitantes extranjeros superó en un 31% a los más de 55 mil que arribaron en 2017, registrando más de 72 mil al cierre de 2018.

Los recientes datos divulgados por el Dane señalan que en 2018 los departamentos con mayor PIB fueron Bogotá, con $250,5 billones y Antioquia con $141,7 billones. Siendo estos dos entes territoriales, junto a Valle del Cauca, Santander, y Cundinamarca, los que concentraron más del 50% del PIB nacional.

De acuerdo con un detallado informe de Fundesarrollo, “el departamento del Atlántico se perpetúa como el sexto de mayor importancia en el país, al representar el 4,4% de la producción nacional y el 30% de la región Caribe”. Los números no fallan al momento de las estadísticas, estudios y análisis. Según esto, el comercio, transporte, hoteles y restaurantes fueron los que más aportaron con un crecimiento del 4,1% y mantuvieron una participación del 20,5% en PIB del departamento.

Publicado en El Heraldo

Escriba un Comentario