febrero 25 2019 0Comentario

El arte es el rostro de la economía naranja del Carnaval

Publicado el 25 de Febrero de 2019

La edición 53 de la revista +negocios (+n) promueve la potente industria creativa del Carnaval de Barranquilla 2019 y dentro de la economía naranja.

Máscaras, collares, sombreros, disfraces, aretes, tocados, flores, carrozas vestidas de color, diseños tropicales y con mensajes que transmiten cultura y alegría es lo que armoniza el Carnaval de Barranquilla. Y detrás de cada creación, espectáculo y brillo está un grupo de empresarios y de emprendedores que le han dado vida a la cultura y a la herencia que dio paso a esta fiesta, sin duda, de las más representativas de Colombia y Suramérica.

Gracias a esta apuesta, la economía naranja tiene una representación fundamental en las carnestolendas y muchos artistas han encontrado una valiosa fuente de ingresos, además de una oportunidad para constituir sus negocios a través de la creación.

De acuerdo con Kelina Puche, directora de Fundesarrollo, el Carnaval de Barranquilla, al ser reconocido como Patrimonio histórico y cultural de la humanidad, logró posicionarse más allá que una tradición y se convirtió en un impulso económico de importantes encadenamientos productivos.

“Esta fiesta de la ciudad y del Atlántico logra articular los incentivos del aparato productivo del departamento por un periodo de tiempo, que aunque corto, representa potencialidades importantes sobre la economía, pues el vínculo entre modistas, coreógrafos, diseñadores, bailarines, publicistas, arquitectos, equipos de logística, entre otros, generan un efecto multiplicador importante de los ingresos generados por las actividades culturales y de empleo de la ciudad y del Atlántico”, asegura Puche.

Indica que esta potencialidad debe convertirse en una verdadera fortaleza y que tal misión será un realidad “el día que logremos avanzar aún más con la internacionalización del Carnaval y exportar nuestros bienes creativos al resto del mundo”.

 

Artesanías elaboradas por Eunice Pertúez.
Artesanías elaboradas por Eunice Pertúez. Orlando Amador

De acuerdo con cifras del Distrito, en esta temporada se generan cerca de 12 mil empleos indirectos en el desarrollo de los eventos.  Además, la Alcaldía de Barranquilla ofrece a los operadores de eventos festivos una capacitación de tres días en sobre producción de eventos, marketing digital y comunicaciones, para fortalecer sus procesos, lo que repercute en la calidad de sus eventos.

Para Daniela Cepeda Tarud, asesora sobre economía naranja, además de fortalecer el impacto económico de la temporada de Carnaval, el reto debe ser trabajar para que este tipo de economía pueda ser permanente durante todo el año, generando empleo, ingresos e impactando el PIB del departamento a través del fortalecimiento del turismo cultural y de las industrias culturales y creativas.

El reto debe ser trabajar para que este tipo de economía pueda ser permanente durante todo el año”, Daniela Cepeda Tarud

Tucán, hecho en madera.
Tucán, hecho en madera. Orlando Amador

“Teniendo en cuenta que, según cifras de la Alcaldía de Barranquilla, en el carnaval 2018 participaron 74.819 artistas en los diferentes eventos, existe un gran potencial en el carnaval para generar empleo y permitirles a estos artistas generar unidades productivas a partir de su arte”, destacó Cepeda.

Además, la experta señala que la Cámara de Comercio de Barranquilla proyectó que para el Carnaval 2018 se movilizarían $61.535 millones. El 85,7% aportado por los sectores formales de la economía, mientras que el 14,3% restante por los sectores informales, en especial la venta de alimentos y bebidas, artesanías, accesorios y atuendos de carnaval.

Publicado en El Heraldo

Escriba un Comentario