julio 03 2018 0Comentario

El PIB del departamento del Atlántico decrece a una tasa de -0,6%

  • Luego de revelada la cifra de crecimiento del año pasado (2017) para el país, la cual cerró en 1,8%, esperábamos en efecto que tal disminución en la tasa de crecimiento se reflejara en las cifras departamentales.
  • Ahora bien para el departamento del Atlántico, la cifra de crecimiento económico cerró en -0,61%.
  • Pero es muy importante, entender esta dinámica. El país desde el año 2015 ha venido creciendo a un ritmo inferior al 4%, y el Atlántico bajo la misma tendencia había venido disminuyendo sus niveles de crecimiento a un ritmo mucho más dramático, en promedio cada año disminuía en -2,68 p.p. su tasa de crecimiento, mientras el país lo hacía en alrededor de -1 p.p.
  • Si bien estábamos esperando una caída, esperábamos un decrecimiento de hasta el -0,32% o 0%, por lo cual esta caída supera las expectativas.
  • Ahora bien, qué paso a nivel sectorial: los sectores más afectados que presionaron este decrecimiento fueron la Industria manufacturera (-7,54), el Suministro de electricidad, gas, vapor y aire acondicionado; distribución de agua; evacuación y tratamiento de aguas residuales, gestión de desechos y actividades de saneamiento ambiental (-7,17), Construcción (-9,53), que son sectores con una participación significativa en nuestra estructura productiva y que cayeron a una TC de entre – 7% y -10 %
  • El decrecimiento de la industria manufacturera se explica por una caída en la generación de valor agregado en la Fabricación de productos metalúrgicos básicos; fabricación de productos elaborados de metal, excepto maquinaria y equipo; fabricación de aparatos y equipo eléctrico; fabricación de productos informáticos, electrónicos y ópticos; fabricación de maquinaria y equipo n.c.p.; fabricación de vehículos automotores, remolques y semirremolques; fabricación de otros tipos de equipo de transporte; instalación, mantenimiento y reparación especializado de maquinaria y equipo (-17,20).
  • En este mismo sector, el manufacturero, se evidencio un decrecimiento en el subsector de Coquización, fabricación de productos de la refinación del petróleo y actividad de mezcla de combustibles; fabricación de sustancias y productos químicos; fabricación de productos farmacéuticos, sustancias químicas medicinales y productos botánicos de uso farmacéutico; fabricación de productos de caucho y de plástico; fabricación de otros productos minerales no metálicos (-7,1).
  • La situación de la industria manufacturera en el departamento no es nada diferente a la experimentada por el resto del país, la cual también había evidenciado una contracción del -0,6% en su producción real, del -0,4% en sus ventas y de -0,9% respecto a su empleo, según datos de la EMM, variación de los últimos doce meses enero y diciembre de 2017 respecto a 2016.
  • Según la ANDI, los principales obstáculos a los que se enfrenta el sector manufacturero en el país son en su orden: la falta de demanda, seguido por el costo de materias primas, la volatilidad de la tasa de cambio, estrategias agresivas de precios y comercialización, incertidumbre sobre el impacto de la reforma tributaria, contrabando, infraestructura inadecuada y altos costos logísticos.
  • El decrecimiento en el suministro de servicios públicos domiciliarios se debió principalmente Suministro de electricidad, gas, vapor y aire acondicionado (-8,94)
  • El decrecimiento en el sector de la construcción se explicó principalmente por la contracción del subsector de Construcción de carreteras y vías de ferrocarril, de proyectos de servicio público y de otras obras de ingeniería civil (-12,71); seguido por Actividades especializadas para la construcción de edificaciones y obras de ingeniería civil (Alquiler de maquinaria y equipo de construcción con operadores) (-9,89) y finalmente por Construcción de edificaciones residenciales y no residenciales (-8,73).
  • El decrecimiento en la industria manufacturera y de construcción también se refleja en las cifras recientes de empleo donde los sectores han caído en -2% y -3% en el número de ocupados, respectivamente, según cifras de la GEIH.
  • Tenemos otros grupo de sectores que crecieron pero a una tasa inferior a la del año inmediatamente anterior: Comercio al por mayor y al por menor; reparación de vehículos automotores y motocicletas; transporte y almacenamiento; alojamiento y servicios de comida; Actividades financieras y de seguros; Actividades inmobiliarias; Actividades artísticas, de entretenimiento y recreación y otras actividades de servicios; Actividades de los hogares individuales en calidad de empleadores; actividades no diferenciadas de los hogares individuales como productores de bienes y servicios para uso propio.
  • Ahora bien hubo sectores que en medio de este decrecimiento, presentaron cifras favorables de crecimiento económico, es el caso de los sectores de: Información y comunicaciones; Actividades profesionales, científicas y técnicas; actividades de servicios administrativos y de apoyo; Administración pública y defensa; planes de seguridad social de afiliación obligatoria; educación; actividades de atención de la salud humana y de servicios sociales.

 

Escriba un Comentario