.

Servicios y comercio, los sectores con más proyección en Barranquilla

Publicado el 26 de mayo de 2018.

Fundesarrollo señala que los sectores de los establecimientos financieros, seguros, actividades inmobiliarias y servicios a las empresas podrían seguir jalonando fielmente la economía en los próximos años.

Las proyecciones de Barranquilla y el Atlántico en materia económica tienen soles y bemoles, de acuerdo con los sectores que se van acomodando en el ajedrez del mercado.
Los sectores de servicios y comercio, dada la caída paulatina del crecimiento en la construcción, además de los nuevos eventos masivos en el territorio atlanticense, los ponen como primeros en la lista.

“Vemos con entusiasmo el potencial impulso que el sector financiero le ha dado y continuará dándole a la economía del departamento”, dice Kelina Puche, directora de la Fundación para el Desarrollo del Caribe (Fundesarrollo).  Explica, también, que esto se genera “dada la estabilidad que el sector ha mostrado en los últimos años”. Advierte, además, que “los sectores de los establecimientos financieros, seguros, actividades inmobiliarias y servicios a las empresas podrían seguir jalonando fielmente la economía en los próximos años”. Ello, no solamente lo muestran los números de crecimiento sino los del mercado laboral al reflejar “las mayores tasas de ocupación”.

En cuanto al comercio, Puche expresa que ese comportamiento también se podrá observar en actividades asociadas a reparación, restaurantes y hoteles.

En los últimos 10 años, el sector creció a una tasa promedio de 9,5% y “de cara a la promoción y consolidación del distrito de Barranquilla como centro de eventos y convenciones, ahora con los
Juegos Centroamericanos y del Caribe, la Asamblea del BID en el año 2020 y por supuesto anualmente el Carnaval de Barranquilla, se proyectan impactos significativos en este frente para la generación de valor agregado en la economía”.

 

El reformado Estadio Romelio Martínez.
El reformado Estadio Romelio Martínez. El Heraldo

El equipo de ProBarranquilla coincide con lo manifestado por la directora de Fundesarrollo. En una comunicación enviada a este medio, señalan que en las proyecciones para este año “se destaca una reactivación en el número de proyectos industriales atendidos, con más de un 40%”. Todo ello, “después de la gran participación en los segmentos de servicios y comercio durante los últimos años”.

En cuanto a las oportunidades que presentan el departamento y su capital, la directora de Fundesarrollo trae a colación el estudio de Datlas realizado por Bancoldex.
“Esta investigación realizó la identificación de cerca de 94 productos con potencial exportador, que aún no alcanzan un nivel de exportación elevado con respecto al comercio mundial, y para los cuales nuestra estructura productiva estaría en la capacidad de desarrollar”, menciona.

Entre las apuestas estratégicas se ubican las máquinas y aparatos para soldadura, láser e impulsos magnéticos, en el área de la electrónica. También, en cuanto a maquinaria, los instrumentos y aparatos para medida o verificación de caudal, nivel, presión u otras características variables de líquidos o gases ingresan a la lista. Adicionalmente, metales, textiles y muebles, productos en piedra y vidrio, así como fabricados en plástico. Partes y accesorios de vehículos, y papel y cartón con diversas especificaciones también representan oportunidades de impacto en el mercado internacional.

Bus móvil del Sena durante una campaña de oferta de empleo.

Bus móvil del Sena durante una campaña de oferta de empleo. Archivo

Barranquilla y el Atlántico se han mantenido con cifras saludables de desempleo, por debajo de dos dígitos. En el último reporte de este indicador emitido por el Dane, Barranquilla obtuvo un 7,8% y el Atlántico, en 2017, un 7,4%. “En el último año, la dinámica de inversiones permitió la generación de alrededor de 2.629 empleos formales en el Atlántico”, según lo afirma el equipo de Probarranquilla. “BPO&IT fue el sector que más empleos generó para el departamento con más de 1.500 nuevos puestos de trabajo, con la ampliación de dos proyectos” explica.

Agrega que “hoy atendemos operaciones especializadas en los sectores de logística y transportes, salud, sector financiero, entre otros”.

Sin embargo, “el desafío que enfrenta el departamento radica en la calidad de la empleabilidad de su recurso humano”, manifiesta la directora de Fundesarrollo.

A pesar de contar con niveles de desempleo relativamente bajos, “el 57% del mismo es informal, es decir son personas que no cuentan con estabilidad en su ingreso principal, laboran de forma intermitente o no reciben una remuneración monetaria, lo que los hace altamente vulnerables a caer en la pobreza”.

Además, “nuestros estudiantes se desempeñan ligeramente mejor que el promedio nacional, pero distan del desempeño de los principales departamentos como Antioquia”, sin contar que “el sistema eléctrico es poco eficiente e intermitente”.

Es momento de aprovechar la coyuntura de grandes encuentros por la que atraviesan Barranquilla y el Atlántico, para mostrar lo mejor de nuestros recursos y dejar un sello indeleble en la mente de los nuevos consumidores, nacionales e internacionales.

*Lucía Avendaño Gelves, economista y comunicadora social

Publicado en El Heraldo

¡Déjanos un comentario!